Compartimentos estancos

Los fotógrafos que nos especializamos en un género, podemos llegar a obsesionarnos de tal manera que sólo consumamos de nuestra propia medicina. Confieso que durante mucho tiempo sólo me interesaba la fotografía de paisaje, sólo visitaba webs de paisajistas, compraba sus libros, visitaba sus exposiciones, me relacionaba con fotógrafos afines (de ahí nació Portfolio Natural hace más de 10 años), etc.

De un tiempo a esta parte empecé a leer textos históricos sobre fotografía que me llevaron a descubrir grandes autores de otros géneros: documentalistas, reporteros, social, retrato, moda, etc. y he llegado a la conclusión que es un error encasillarse en la admiración de autores colegas de especialidad solamente. Compartimos el mismo lenguaje y de la visión de los grandes siempre se puede aprender disfrutando.

Por eso recomiendo una exposición maravillosa que ahora mismo está en Donostia del fotógrafo Catalá-Roca en la que cualquier fotógrafo puede empatizar.
http://www.sala-kubo-aretoa.com/index.php/es/exposicio/actual

Catalá-Roca

Esta entrada fue publicada en Exposiciones y proyecciones, Reflexiones, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *